Una relación respetuosa con los recursos manteniendo el grado más alto posible de higiene.

Si se contabiliza la totalidad del agua requerida para la descarga en los servicios de todo el mundo, se llega pronto a la conclusión de que el urinario consume diariamente una reserva de agua potable equivalente al volumen que podría asegurar la subsistencia de cientos de miles de personas. URIMAT aplica a diario todo su esfuerzo para proteger el entorno natural y ahorrar un bien escaso como el agua.

Nuestros especialistas investigan de forma permanente nuevos métodos y tecnologías, perfeccionan instalaciones de sanitarios y las adecuan para responder a las exigencias que plantea el medio ambiente. Y todo ello sin renunciar a la comodidad y la higiene.

Nuestra meta a largo plazo es descartar por completo la intervención del agua para la “eliminación” de las necesidades naturales del ser humano en el sector de los sanitarios. ¡Apóyenos en este ambicioso e importante proyecto apostando por los productos y las tecnologías de URIMAT!